Clúster de Seguretat Contra Incendis
Menu
La importancia del accionamiento del sistema de control de humos en fase de diseño y cálculo del mismo

La importancia del accionamiento del sistema de control de humos en fase de diseño y cálculo del mismo


És el torn de COLT com a empresa experta i ens ofereix un article de gran interès al respecte de la nova UNE 23585 per al càlcul i disseny de sistemes de control de fums.


Es muy importante tener presente la activación del SCTEH en el diseño del mismo, para realizar un correcto dimensionado y aportar una solución técnica que funcione perfectamente: de nada sirve un cálculo detallado de la superficie aerodinámica y número de aireadores, si éstos no están gestionados correctamente o no cumplen los requisitos básicos para quedar expuestos a influencias externas.

A tenor de la nueva UNE 23585:2017, para el cálculo y diseño de los sistemas de control de humos, han aparecido algunos cambios y novedades relacionados con la activación del sistema y su respuesta frente a influencias externas. En este artículo se tratarán 3 de estos puntos en concreto: cargas de nieve y baja temperatura que debe alcanzar el aireador, tanto natural como mecánico, y la activación o control del conjunto del SCTEH.

¿Realmente se le está dando la importancia necesaria a temas como el valor de carga de nieve o la clase de baja temperatura? ¿Qué ocurriría si se ha instalado un equipo con una carga de nieve o clase de baja temperatura inferior a la necesaria para su localización? ¿Está correctamente definida la secuencia de activación del SCTEH teniendo en cuenta el resto de instalaciones de PCI proyectadas?

Carga de nieve:

Actualmente en el apartado 6.7.2.5 de la norma UNE 23585:2017, se fija como requisito que la carga de nieve mínima, tanto para aireadores naturales como para mecánicos, debe ser la apropiada según la localización del edificio, determinada de acuerdo a la legislación aplicable que, ahora mismo, es la Tabla E-2 del CTE DB-SE-AE.

Este método de cálculo regula la forma en la que debe calcularse el valor mínimo de SL en función de la localización geográfica, de la inclinación de la cubierta y la topografía del emplazamiento.

Además, cuando un fabricante ensaya un equipo para obtener una determinada carga de nieve, lo hace bajo unas condiciones específicas, es decir, aplicando una cierta presión de aire a la línea en el caso de los equipos con pistones neumáticos. Por tanto, para que el equipo sea capaz de superar la carga de nieve mínima, también es requisito imprescindible el estar alimentado por una presión de aire mínima, ya que para presiones inferiores, el equipo no sería capaz de abrirse cumpliendo las condiciones necesarias. Si analizamos este punto, queda claro que no sólo es necesario comprobar que el equipo dispone de marcado CE y declaración de prestaciones correcto respecto a su carga de nieve mínima, sino que es muy importante comprobar que la instalación se ha realizado con una presión de aire mínima que cumple con las necesidades del sistema.

 

Clase de bajas temperaturas:

Igual que ocurre con los requerimientos de carga de nieve, la clase de baja temperatura que deben cumplir los aireadores queda fijada por el punto 6.7.2.6. de la norma UNE 23585:2017 como el valor correspondiente a un ensayo de temperatura bajo cero que, además, debe ser menor que la temperatura extrema del aire para la localización del edificio. Dicho valor de temperatura mínima se calculará siguiendo lo establecido en la legislación vigente, actualmente Tabla E-1 del CTE DB-SE-AE.

Interacción de aireadores con rociadores:

La nueva norma de diseño también establece que la activación del sistema debe realizarse teniendo en cuenta su objetivo y las distintas instalaciones de PCI en el sector, de la siguiente manera:

  • Objetivo = Protección de los medios de evacuación y operaciones de lucha contra incendios:

El SCTEH debe activarse automáticamente a través del sistema de detección de incendios, con adición de control manual.

  • Objetivo = Protección de las propiedades y bienes y operaciones de lucha contra incendios:
  • Si existen rociadores de control la activación del SCTEH será automática a la recepción de una señal equivalente al disparo del primer rociador, con un retardo de 10 minutos, o el tiempo que establezca la Autoridad Competente. Adicionalmente se debe prever un control manual con prioridad sobre cualquier otro sistema o señal.
  • Si existen rociadores tipo CMSA o ESFR, el SCTEH solo será de activación manual.

Dicho control manual se llevará a cabo desde un espacio protegido fuera del compartimento de incendio o desde fuera del propio edificio.

Queda por tanto de manifiesto la importancia de incluir desde la primera fase en el diseño y el cálculo del SCTEH aspectos relativos a la activación del sistema, no sólo porque pertenecen al ámbito del diseño de este tipo de instalaciones, como se pone de manifiesto en la norma UNE 23585:2017, si no porque es la única forma de garantizar el correcto funcionamiento de la instalación.

Se debe comprobar de forma exhaustiva el valor de carga de nieve y clase de baja temperatura mínimos necesarios para nuestro proyecto, y asegurarnos de que los equipos seleccionados y la instalación realizada son los adecuados para los mismos; igualmente sucederá con la secuencia de activación del SCTEH planteada en el proyecto. De lo contrario, en caso de incendio, podríamos llevarnos la sorpresa de que nuestra instalación no ha servido para nada.

 


Related Posts