Clúster de Seguretat Contra Incendis
Menu
Protección pasiva en galerías de cables

Protección pasiva en galerías de cables


Dolors Costa Molins, directora tècnica de Plasfoc, S.A escriu aquest article sobre la protecció passiva en galeries de cables, factor de gran importància a l’hora de prevenir, impedir o endarrerir la propagació d’un incendi, al temps que es facilita la seva extinció.

La protección pasiva contra incendios engloba todos los materiales y procedimientos de aplicación que conforman una instalación contra incendios con el objetivo de prevenir su aparición, impedir y/o retrasar su propagación y facilitar su extinción.

En este aspecto, es de vital importancia aportar seguridad a las personas y a los bienes.

Con estos objetivos se establecen los parámetros para su correcta aplicación, instalación y mantenimiento.

En el desarrollo de una obra nueva o en la adecuación de instalaciones existentes, deberán establecerse todos los sistemas de Protección Pasiva marcados por la normativa de aplicación correspondiente, (CTE SI, para edificación, RSCIEI, para establecimientos industriales).

En el caso de protecciones para Galerías de Cables se deberán tener en cuenta las instrucciones técnicas complementarias del Reglamento sobre condiciones técnicas y garantías de seguridad en líneas eléctricas de alta tensión y sus instrucciones técnicas complementarias (ITC-LAT 01 a 09). En la ITC-LAT 06, se definen los diferentes tipos de galerías y las medidas a tomar para su protección. Dicha instrucción define los grupos de galerías de cables según sean visitables o no (líneas subterráneas con cables aislados, punto 4.3).

Podemos resaltar que hay dos tipos de galerías: la galería visitable, de dimensiones interiores suficientes para la circulación de personal, y la galería o zanja registrable, en la que no está prevista la circulación de personal y en la que las tapas de registro precisan medios mecánicos para su manipulación.

Galerías visitables:

Las galerías visitables dispondrán de pasillos de circulación de 0.9 m. de anchura mínima y 2 metros de altura mínima, debiéndose justificar las excepciones puntuales. En los puntos singulares (entronques, pasos especiales, accesos de personal, etc.), se estudiará tanto el correcto paso de las canalizaciones, como la seguridad de circulación del personal.

Los accesos a las galerías deben quedar cerrados de forma que se impida la entrada de personas ajenas al servicio, pero han de permitir la salida del personal que esté en su interior, en caso de emergencia. Para evitar la existencia de tramos de galería con una sola salida, deben disponerse de accesos en las zonas extremas o intermedias de las galerías.

Imatge_1

Es necesario asegurar que la ventilación de las galerías será suficiente para que el aire se renueve, a fin de evitar acumulaciones de gas y condensaciones de humedad, y contribuir a que la temperatura máxima de la galería sea compatible con los servicios que contenga. Esta temperatura no sobrepasará los 40ºC.

Galerías de longitud superior a 400 metros

Las galerías de longitud superior a 400 metros, además de las disposiciones anteriores, dispondrán de iluminación fija, de instalaciones fijas de

detección de gas (con sensibilidad mínima de 300 ppm), de accesos de personal cada 400 metros como máximo, de alumbrado de señalización interior para informar de las salidas y referencias exteriores, de tabiques de sectorización contra incendios (RF120) con puertas cortafuegos (RF 90) cada 1.000 metros como máximo, y de las medidas oportunas para la prevención de incendios.

Imatge2

Descripción de las medidas de Protección Pasiva Contra Incendios necesarias para la adecuación de las galerías de cables de la planta.

Realización de la sectorización de las diferentes galerías de cables mediante:

  •  Sectorización vertical mediante la realización de tabiques EI 120, sellados, de las instalaciones que atraviesan el tabique, y colocación de Puerta EI² 90 en los accesos a las galerías, y dentro de las galerías, a cada 1000 m.
  •  Adecuación de las salas colindantes, salas de control actuando sobre los puntos de comunicación entre sectores, mediante la realización de los sellados, tabique o techo resistente al fuego 120 minutos.
  • Protección de los cables dentro de la galería mediante la aplicación de pintura de protección contra el fuego, focalizada en los puntos de mayor riesgo y criticidad de la instalación.
  • Protección de empalmes en líneas de alta tensión, ya que son puntos con riesgo de explosión y de mayor riesgo de inicio de incendio.

Imatge3        Imatge4

 

El Real Decreto 842/2013, de 31 de Octubre, por el que se aprueba la clasificación de los productos de construcción y de los elementos constructivos en función de sus propiedades de reacción y de resistencia frente al fuego, en el punto  1.1-4 (Clases de reacción al fuego de los cables eléctricos (*)) se muestra el cuadro de las características que deben tener estos cables.

Para evitar o minimizar el riesgo de propagación de un incendio a través de los cables eléctricos y garantizar unas mínimas condiciones de la galería en caso de incendio para el acceso de los equipos de emergencia, se deben de tener en cuenta la protección de dichos cables según norma UNE EN 50266-2-2 ó -2-3, y las características de emisión de humos y/o halógenos de los cables ó de los revestimientos aplicados, según normas UNE EN 61034 y 50267-2-1 respectivamente.

Los empalmes en cables de alta tensión, deberán ser protegidos adecuadamente con carcasas de seguridad para minimizar el efecto devastador de una explosión provocada por un fallo en dicho empalme, proporcionando un grado de seguridad adecuado, evitando la posibilidad de la propagación de un incendio y permitiendo una deflagración confinada.

La carcasa de protección deberá disponer de elevadas prestaciones mecánicas, sin ser de material ferromagnético y que por sus características internas evite la propagación del incendio extinguiendo rápidamente la llama.

En muchos casos se opta por la colocación de elementos tipo mantas, que aunque disponen de un buen comportamiento no propagador, no tienen ninguna prestación mecánica, y en caso de producirse una deflagración, el elemento no mantendría sus características, quedando, por tanto, dicha protección, inutilizada. Además, este tipo de mantas evitan la disipación de calor de los cables, lo que en muchos casos conlleva  la pérdida de capacidad conductiva de los mismos.

Teniendo en cuenta estos condicionantes se ha desarrollado el modelo de carcasa de protección de empalmes PLASFOC PF 1030. Este dispositivo presenta una protección envolvente de material no ferromagnético, de altas prestaciones mecánicas, que consigue deflagraciones confinadas, sin proyección de partículas, y que consigue evitar la propagación del incendio iniciado tras la explosión. Dicho dispositivo ha sido ensayado según Norma UNE EN:

  • 50266-1:2001, con  la aplicación de la llama mediante quemador de Propano.
  • ENSAYO MECÁNICO DE TRACCIÓN, mediante aplicación uniaxial.
  • ENSAYO DE ARCO ELÉCTRICO, se ha sometido el modelo PLASFOC PF 1030 a un fallo  de empalme con valor de 10,8 KA, alimentación de 14,8 KV; Potencia de 158 MVA;  Tensión Nominal de 66KV durante 1segundo, manteniendo sus características.

A modo de resumen son de destacar las siguientes premisas para la protección de Galerías visitables:

  • Protección del habitáculo a 120 minutos.
  • Puertas de acceso a 90 minutos.
  • Elementos que atraviesan el espacio confinado con una protección frente al fuego de 120 minutos (sellados, elementos de ventilación, etc.).
  • Cables no propagadores, así como dispositivo de protección de empalmes frente al efecto de la explosión producida por fallo de los mismos.